top of page

EL CUERPO DE FIGURAS "EMIGRANTAS"


¿Las mujeres inmigrantes están decidiendo su destino? ¿Cuáles son tus razones para irte? ¿Qué procesos de acogida, integración y aculturación les suceden hoy? ¿Qué significan las estadísticas, los porcentajes y el aluvión de datos que nos acercan la última emigración? Queremos pensar juntos Galicia interterritorial. Los que están fuera y los que se quedan dentro. Los que dejamos o los que regresamos.

Estas, y muchas otras, son las preguntas en voz de Branca Novoneyra que abren la pieza  Emigrantes< /a>, que el pasado 30 de abril pudo verse en el Auditorio Gustavo Freire de Lugo en el marco del programa Lugo en Danza (LED), organizado por el Ayuntamiento de Lugo. En el escenario, dos bailarinas. Esther Latorre, se formó en Galicia y regresó al país tras iniciar su carrera en Valencia. David Loira, el legendario bailarín gallego residente ahora en Berlín. Los dos, y una escenografía con los 24 kilogramos que caben en una maleta. "Ahora son las diez, nada más, cada día el peso permitido es menor", dijo David el día antes de la actuación. "Ahora vino de Berlín sólo con esta mochila", señaló Kirenia Martínez Acosta, directora de la pieza. ¿Se cansará de que le digan 'bailarina y coreógrafa cubana radicada en Galicia'? ¿Qué rutas esconden esas frases con las que ajustamos rápidamente una biografía? Se trata de Emigrantas de los fines a los que tienden y los sentidos que aprecian.

Kirenia dice que  en el escenario no quería mucho más que eso: dos bailarines, y que sólo hacia el final de la pieza se le permitió jugar con la luz. "No quería seducir", dice. Esa historia, la historia de la emigración, también necesitaba ser vista de alguna manera desnuda, entera en un solo cuerpo, en dos cuerpos, siempre singular al pie de los números. Corpos sin no sostiene más que ese largo y excepcional diálogo, David y Esther, que sin embargo sostiene la intensa atención de un público que también acaba exhausto pasada esa hora. La danza que los lleva a liberarse del peso que les ponemos a ellos, los emigrantes, es agotadora. ¿Por qué es tan difícil verlos? Parece que el exceso de visión los cegó, que los números, las figuras, las imágenes con las que rápidamente se asocian impidieron la visión que finalmente se produce.


Comments


bottom of page